Pedro Ylarri

395 ARTICULOS 11 COMENTARIOS
Cuando era chiquito, tenía un sueño: ser periodista. Con el tiempo lo logró. Hoy escribe para medios de Argentina, Reino Unido y España. Blog del Medio es muchas cosas, pero, sobre todo, un lugar positivo, donde nada es imposible.
Hace un tiempo que vengo observando los movimientos comerciales de La Nación, de Buenos Aires. Leyendo el diario de hoy me topé en la página 16 con una pauta institucional que muestra que el diario "tradicional" y "viejo" de los argentinos ahora se aggiorna y da en el clavo (o mejor dicho tecla) de lo que serán los medios gráficos en un futuro próximo.
Si los directores y gerentes gestionan empresas, y éstas se definen por ser -en principio- “un grupo de personas”, el departamento de recursos humanos debería al menos existir en una compañía periodística o realizar una labor más amplia que ser los derivadores de sueldos y licencias. Tanto los directores periodísticos como los ejecutivos deberían saber quienes trabajan para ellos, pero en los medios de Argentina y de algunos países de América Latina –al menos los que conozco de cerca- ni siquiera los empleados son los que conocen a los máximos gestores de donde trabajan.
Hace una semana o quizá dos que me voy de la redacción del diario en donde trabajo pensando qué más se puede hacer. Me tomo el subte y sigo pensando en periodismo, algo habitual para los amantes de esta profesión. Y pienso en fuentes, temas, historias y fotografías. Pero también se me ocurre que debe haber algo más para hacer. Y entonces pienso que los periodistas hablamos demasiado de fuentes, temas, historias y fotos, y nos olvidamos de los que dirigen el diario, los ideamos como lejanos en el mundo de la profesión.