Tristán Rodríguez Loredo dio su visión acerca de lo que es el periodismo y mencionó tres condiciones básicas que debe tener toda persona que ejerza la profesión: ser curioso, querer contar y tener una dosis equilibrada de rebeldía. La curiosidad como punto de partida para contar cualquier historia lleva a la persona a preguntarse por las cosas. Además el periodista “registra para darlo a conocer a otros”. Y la rebeldía corresponde al ánimo de querer modificar ciertas situaciones con las que no se está conforme.

Rodríguez Loredo agregó un cuarto condimento: “El periodista debe tener una gran dosis de pasión”. Explicó el periodismo como “algo que no te lo podés sacar. Terminás viendo, pensando y actuando como periodista en todos los lugares a los que vas”. También señaló la importancia de tener un espíritu crítico “no solo para poner en duda datos e información sino para analizar el contexto”.

Como periodista económico desde hace más de 25 años, dijo que lo fundamental es no olvidar que se es comunicador: “La economía es una excusa para hacer periodismo”. En materia de economía, contó que antes solo se hablaba sobre cuestiones macro: inflación, tasa de interés, tipo de cambio, sector industrial, pero no se hablaba de cosas que le interesaban a la gente a diario. Esto fue lo que le dio la oportunidad de buscar las cuestiones que les importaban a las personas para dedicarse al periodismo.

Los cambios en el oficio

Durante un coloquio en la Universidad Católica Argentina, el periodista explicó que el cambio cualitativo para tratar temas de economía se dio en los años 90 cuando el periodista tuvo que reconvertirse por la necesidad de bajar a tierra algunos conceptos a través de la ejemplificación. Los temas más leídos son temas de sueldos, cómo traer cosas puerta a puerta, obras sociales, emprendedores. “Las notas que tienen más rating son las que tienen mayor provecho para la gente”.

La economía no es un sector de la vida, las fronteras son mentales y no reales”. El profesor de la UCA mostró a través de ejemplos cómo es que se puede hablar de un costado económico a partir de una novedad que parece ser exclusivamente deportiva, como el fenómeno Bolt, o política, como las amenazas a María Eugenia Vidal, o internacional, como el terremoto en Italia. Y concluyó: “los temas no son obligatoriamente de una sección, uno elige qué mirada dar sobre ese tema”.

Por último, mencionó las dificultades que puede haber a la hora de denunciar a un anunciante y opinó que publicar o no la nota depende de “que el dueño (del medio) se la banque”. Ante la pregunta acerca de la presión de grandes empresas a los medios de comunicación, Rodríguez Loredo explicó que si las altas jerarquías del medio se relacionan de manera personal con los anunciantes, y además, algunos son gran parte del presupuesto ingresante, esto podría traer problemas. Por eso, habló de la importancia de tener “una actitud proactiva para generar ámbitos de independencia, autonomía”.

Para concluir, ironizó: “El periodismo es la forma más divertida de ser pobre”.

¡Sé el primero en comentar!

Deja un comentario