Lejos de crear los contenidos de siempre y subirlos a la red, hacer publicidad digital implica pensar en un usuario que está todo el día en contacto e interactuando con sus dispositivos móviles y que espera un estilo de comunicación y conversación particular: hablarle en su idioma y aportarle contenido significativo tiene que ser el objetivo de la publicidad digital.

“Lo digital no es un medio: está en medio de todo”, dice Ramiro de Lusarreta, Ceo Global de Massive -agencia digital dedicada a desarrollar e innovar con experiencias de marca que generan vínculos entre los clientes y su público-, donde mentes creativas y digitales trabajan en crear conceptos, transmitir mensajes, instalar temas y generar experiencias-, y agregan que todos estamos conectados, todos producimos contenido, todos somos influidos. Nos acercamos a una percepción más holística de lo que somos como humanidad.

Y si bien es todo un desafío que implica adaptación y aprendizaje, la buena noticia es que, gracias a la tecnología, la empresa nunca supo tanto de su público objetivo como ahora: a qué hora se conecta, desde qué dispositivo, qué comparte, qué páginas visita, qué compra en la web y muchísima información más va completando un perfil que permite destinar la comunicación al target que sabemos querrá escucharla, sin malgastar la inversión.

Desde Massive recomiendan utilizar los principales exchanges y tecnologías para lograr la inversión más eficiente y enfocada al target. Crear contenidos atractivos para cada uno de los segmentos y centrar el enfoque en el usuario, desarrollando campañas integradas y basándose en el pensamiento estratégico como base para crear experiencias increíbles, poderosas y simples es la forma de trabajo de esta agencia digital.

Publicidad en España

La inversión en publicidad digital viene en aumento, así como la inversión en dispositivos mobile: según datos del IAB Spain -la asociación de la publicidad, el marketing y la comunicación digital en España-, la inversión total en publicidad digital en 2014 fue de 1.065,6 millones de euros, lo que supone un incremento del 9,9% respecto al mismo periodo de 2013. En mobile, la inversión registrada durante 2014 ascendió a los 42,9 millones de euros, lo que muestra una tendencia de crecimiento del 63%.

Usuarios que pasan cada vez más tiempo frente a dispositivos móviles, que los usan para todo y que incluso los tienen como únicos dispositivos obligan a las empresas a brindar una excelente experiencia de usuario para no perder clientes, y las estrategias de publicidad digital deben ir en esta misma línea.

Por otra parte, siguiendo el camino del B2C, para acceder al interés del consumidor a través de notificaciones, promociones y oportunidades, hay que ser muy cuidadosos para no cansar al usuario con publicidad o notificaciones innecesarias o a destiempo. El usuario cambia, se desenchufa y se hace mobile. La publicidad digital, entonces, debe encontrar la forma de seguirlo, con el objetivo final de lograr una conversión.

¡Sé el primero en comentar!

Deja un comentario