Nicolás Kasanzew – Obra Completa

2
721

Sin las necesidades de edición de un diario y en el marco del Día del Periodista, les dejo la entrevista completa en crudo a Nicolás Kasanzew, (casi) el único periodista argentino que cubrió la Guerra de Malvinas desde las islas. Lo hizo para ATC y fue el único civil que disparó contra los ingleses (la foto, gentileza de el mismo). Hoy viviendo fuera del país y tras sufrir una serie de deshonras por parte de la colega y política Gabriela Cerruti entre otras personas, cuenta su verdad y sus razones. Creo que es constructiva y no tiene desperdicio. La versión publicada está en ylarri.com.ar.


¿Pudo volver ejercer el periodismo en el país después de su corresponsalía en Malvinas?

Con altibajos, porque con altibajos fui perseguido a lo largo de estos 28 años; me han perseguido desde los militares hasta hoy, pasando por el secretario de Cultura de Alfonsín Marcos Aguinis y últimamente por Gabriela Cerruti.

Algunos lo consideran ex combatiente y héroe de Malvinas y otros un engranaje más del aparato de propaganda de la última dictadura… ¿De qué lado se siente usted?

Para nada con esto último, porque no tuve absolutamente nada que ver con el régimen del proceso militar. He sido crítico del proceso durante el proceso; ahora es muy fácil hablar, pero ya en el año 1979 en la revista Brigitte dejé muy clara mi opinión: que si bien no sabía exactamente qué estaba pasando, yo respetaba sólo a aquel militar que peleaba con armas en la mano contra otro militar con armas en la mano. No al que masacraba y desaparecía a indefensos.

Me refiero a las noticias positivas acerca de la guerra…

En Malvinas tampoco fui parte del aparato propagandístico del proceso por cuanto mi misión era estar bajo las bombas, no tuve nada que ver con la batalla político-mediática. El triunfalismo que salía del aparato del estado era creado desde el continente, no desde donde yo estaba. Y eso lo puedo probar. Yo mandaba mis corresponsalías por ejemplo a la revista Siete Días por telex, y no recibí nunca una revista; cuando volví me enteré de qué había pasado. Pero tengo los telex que yo mandaba, tengo incluso los originales, y puedo probar no escribí ni una de esas frases triunfalistas que agregaron a mi texto.

¿Por qué cree que después de tantos años aparecen personas como Cerruti que le quieren quitar la pensión?

Además de inmoral, lo de Gabriela Cerruti fue una aberración jurídica, porque la pensión había sido otorgada por el Congreso Nacional, es decir que no tenía ninguna potestad para hacer eso. Quizá le pareció, en el marco de la campaña electoral, que podía tener algún rédito sacándomela.

¿Qué se siente pasar de héroe a cómplice tantas veces en tan poco tiempo?

La condecoración nunca me la sacaron, es la que dio el Congreso a todos los combatientes en Malvinas. También recibí una distinción del Ejército. El problema es que desde la rendición de (el general y gobernador de las Islas durante el conflicto, Mario Benjamín) Menéndez, desde el fin de la guerra, hubo una desmalvinización que rige desde hasta el día de hoy.

¿En qué consiste?

En contar una historia de la guerra de Malvinas que no fue la que en realidad tuvo lugar. Los militares del proceso intentaron tapar la miseria de la guerra, y lo sucesivos gobiernos civiles trataron de tapar las grandezas de la guerra, que también existieron. En resumidas cuentas, el pueblo argentino no tiene ni la menor idea de lo que sucedió en la guerra, por esa convergencia perversa de dos ocultamientos. Lo mío es un coletazo de esa desmalvinización, yo soy querido y reconocido por los ex combatientes y denostado por ciertos políticos y periodistas, algunos de los cuales por ahí piensan que apuntarme a mi es un buen negocio.

¿Es positiva o negativa la revisión de los 70 que promueve el Gobierno? ¿El kirchnerismo sabe separar lo que fue la gesta de Malvinas del proceso militar o mezcla todo?

El gobierno de Kirchner no ha hecho otra cosa que intensificar el proceso de desmalvinización. Esto consiste no solo en confundir la guerra de Malvinas con el proceso militar en sí (aunque en realidad se trate de un anti-proceso) sino que además incorpora elementos nuevos, como tratar de demostrar que en Malvinas había un plan sistemático de exterminio de conscriptos, una cosa absurda, promovida por un grupo pequeño de personas que buscan declararse víctimas de la dictadura y así cobrar los subsidios. Así, lo que hace el gobierno de los Kirchner con Malvinas es exacerbar aún más la leyenda negra y falsa sobre Malvinas, generalizando situaciones puntales como el supuesto extermino de soldados; que si hubo casos de estaqueos, pero fueron absolutas excepciones, algo sobre lo que incluso la Justicia ha dicho ahora que no hubo crímenes de lesa humanidad en Malvinas.

¿Porqué Malvinas fue un anti-proceso?

La guerra de Malvinas solo coincidió con el proceso en su cronología. Los militares no querían ir a la guerra, querían hacer un amague. Pero como se transformó en una causa nacional con la población volcándose entera a las plazas del país, enfervorizados de patriotismo por haber recuperado un territorio, ya no pudieron dar marcha atrás. Ellos querías hacer un toco y me voy. Pero el pueblo argentino plebiscitó la guerra y eso se puede demostrar viendo los videos de cuando (el presidente de facto, el general Leopoldo) Galtieri sale al balcón: cuando decía “yo presidente de los argentinos” era silbado, pero cuando decía “les daremos batalla” era ovacionado. A tal punto los militares no querían ir a la guerra que no mandaron las dotaciones completas a las islas, por eso hubo tantas falencias allí. Me consta que cuando Galtieri se entera de la posición que Estados Unidos había tomado en el conflicto, propone sacar inmediatamente las tropas de las islas, pero su ministro de Defensa Frugoli le dice “ahora no podemos”, la gente nos cuelga en Plaza de Mayo”.

¿Qué cambió en la sociedad argentina para que de ese plebiscito se llegara a este casi desprecio o despreocupación por los ex combatientes?

La Argentina está enferma de exitismo, un exitimo obsceno. Adoramos si nos va bien al que nos lleva a la victoria, y si nos va mal, lo devoramos. Cuando Bilardo va a México al mundial era odiado, y cuando vuelve con la copa le despliegan un cartel gigante que dice “perdón Bilardo”. Todo lo que hicieron los gobiernos militares y civiles, sumado al gran shock que simbolizó la rendición devino en esto. La forma obscena y torpe como la que se mentía a la gente shockeó mucho a la gente. Estábamos por entrar en Londres y de repente nos rendimos. Todo eso sumado provocó un rechazo absoluto hacia los ex combatientes, que fueron traídos entre gallos y medianoche por el gobierno militar, llevados a su casa con la prohibición de hablar con la prensa. Luego se le sumó el odio personal que Alfonsín le tenía a Galtieri, que hizo que impulsara la campaña de desmalvinización que incluyó la falta de apoyo médico y psiquiátrico, la falta de una pensión o de un trabajo.

¿El gobierno actual continúa la campaña de Alfonsín?

La situación continúa, hay provincias que no le dan pensión a los ex combatientes. Lo que están exigiendo es que haya un reconocimiento histórico y que cese esta propaganda que les rompe el autoestima; esta cosa de decir que fueron a la guerra por una locura de un general borracho en vez de decir que fueron a defender a la patria, como realmente hicieron. ¿Quiénes son entonces los responsables de todos los suicidios ocurridos después de la guerra? Aquellos que dicen que fue una aventura absurda, como si no supieran que allí murió gente peleando por la patria.

¿Se refiere al ex presidente Néstor Kirchner…?

Kirchner ha dicho cosas atroces sobre los ex combatientes…

El gobierno de Cristina Fernández mostró como un logro el apoyo de toda la región por la soberanía argentina de Malvinas, en el marco del conflicto por la explotación petrolera ¿Hay un progreso real?

Son palabras huecas, no hay nada real.

¿Por qué?

Ningún esfuerzo diplomático es creíble en el mundo si el país está de rodillas y carece de fuerzas armadas, tal la situación que tenemos ahora. La Argentina de los Kirchner carece absolutamente de fuerzas armadas. Es absurdo pensar que Inglaterra se va a preocupar en este contexto. La prueba está en que han esperado que la Argentina tenga un gobierno absolutamente antipatriótico como es el de los Kirchner y que haya fuerzas armadas totalmente inexistentes para ir a buscar petróleo a las Malvinas; esperaron 28 años para hacerlo. ¿Por qué lo hacen? Porque este es el momento más propicio para hacerlo. Porque este gobierno es el que más le sigue el juego a los ingleses: es patriota nada más de la boca para afuera. No quedó absolutamente nada en pie de las fuerzas armadas argentinas. Las fuerzas armadas, en realidad, son para “no” ir a la guerra. Los antiguos romanos lo decían: si querés la paz, preparate para la guerra. Si vos tenés un ejército fuerte, disuasorio, no vas a tener a los demás en las fronteras, como lo que es lo que está pasado.

¿Cómo recordás la maquinaria de propaganda de la dictadura con la que convivías durante la cobertura de Malvinas? Ese aparato que difundía el espíritu triunfalista del “vamos ganando”…

Estando en Malvinas, yo ignoraba lo que pasaba en los medios, no era la época de los satélites. No teníamos retorno de lo que se publicaba. Yo enviaba el material, me decían “bien recibido” y recién cuando vuelvo me entero que 90 por ciento de lo que ya había enviado no había salido al aire y que todo eso había sido destruido. O sea que mi trabajo no era funcional a esta propaganda triunfalista. Una vez incluso me dieron la orden de no filmar más soldados conscriptos, porque decían “no hay que mostrarlos”, y por su puesto me negué, porque me parecía atroz desde el punto de vista de ética periodística, y además porque también los soldados se ponían muy contentos de que los filmábamos. Ese fue también uno de los motivos por el cual el materia fue destruido.

¿Cuándo se entera que lo que aparecía al aire no era la verdad?

Me entero al arribo de un (avión) Hércules, que apaga los motores para descargar pertrechos del continente y llevarse los heridos. Se cae una hoja de La Nación con la tapa de Gente que decía “Hundimos la flota” y ahí digo: “algo está pasando muy errado”.

Organizando marchas y defendiendo a ultranza la postura gubernamental, el canal público parece estar reflotando luego de muchos años ese triunfalismo… ¿Podría emparentarse el uso que hacían los militares de los medios con lo que hace este gobierno?

Hay una diferencia importante: lo de hoy es una comedia, una farsa; y lo de 1982 es una tragedia. No podemos emparentarlo por eso. También hay que saber que los periodistas de la BBC de Londres también fueron sometidos a censura. En Inglaterra, cuando se rinde Menéndez, el contingente británico llega a Puerto Argentino y se indigna porque descubre el aeropuerto en pleno funcionamiento, cuando durante toda guerra les habían dicho que lo habían destruido el 1 de mayo. Por todo eso es que haría el paralelo, porque me parece frívolo. No se puede comparar la tontería kirchnerista de la politiquería del momento con la tragedia que fue la guerra de Malvinas.

Al margen de la comparación, ¿que opina de ese triunfalismo actual, de ese poner los intereses del gobierno por sobre la realidad?

La mentira siempre tiene patas cortas. La tiene ahora, como la tuvo en su momento, cuando se propalaba el triunfalismo desaforado, que terminó causando tanto daño por ese shock luego de tantas mentiras. De la misma manera esto se va a desvanecer, la mentira se acabará aún ante la poca gente que creo que ahora compra el triunfalismo de los Kirchner; que creo que es poca, porque al triunfalismo de los Kirchner no se lo come nadie. Este triunfalismo solo se lo come el que tiene intereses económicos detrás. Es una farsa, intenta convencer sobre cosas que la realidad indica que no son.

Le preguntaba lo de las similitudes entre la forma de comunicación de la dictadura con la actual, porque, justamente aquí se comparó una marcha multitudinaria en reclamo de la aprobación de la Ley de Medios con el respaldo de parte de la sociedad cuando Galtieri salió al balcón. El escritor Rodolfo Fogwill, quien cubrió la marcha, decía que vio “pasar los grupos de unos cincuenta a doscientos manifestantes y todo me recordaba al abril de 1982 y a las primeras manifestaciones de apoyo a Galtieri y su aventura de Malvinas”. ¿Usted que opina?

De 50 a 200 manifestantes eso es nada. A favor de la guerra de Malvinas se reunía por centenares de miles. Se anotaron 200 mil civiles como voluntarios para ir a combatir a las islas, dato que se ha olvidado por completo. Cuantos se anotarían para ir a combatir por el choripán que le dan los Kirchner? No hay punto de comparación. Esos 200 mil voluntarios civiles estaban dispuestos a dar la vida por las Malvinas. No creo que hoy haya una sola persona capaz de morir por los K…

¿Qué es de su vida ahora?

Estoy en Miami, con licencia forzada por una dolencia. Trabajé en CNN, NBC y Telemundo, y tengo una licencia forzada por lo que cuento con bastante tiempo libro. Me he dedicado a hacer canciones que son interpretadas por un cantante argentino, todas son historias de Malvinas y ya tenemos un CD. Esas cosas desconocidas que merece ser cantada. Algunas están en YouTube, le dediqué una canción romántica a una aviador muy valiente que se llama Pablo Carballo y ya ha tenido más de siete mil visitan en poco tiempo.

Cuando era chiquito, tenía un sueño: ser periodista. Con el tiempo lo logró. Hoy escribe para medios de Argentina, Reino Unido y España. Blog del Medio es muchas cosas, pero, sobre todo, un lugar positivo, donde nada es imposible.

2 COMENTARIOS

  1. CONOZCO AL PATRIOTA NICOLAS KASANZEW DESDE HACE UNOS POCOS AÑOS,PERO VEO QUE SIGUE SIENDO COHERENTE Y VERAZ.COMO COMPATRIOTA Y COMO CRISTIANO ESTARE SIEMPRE AL LADO DE ESTE AMIGAZO LO SALUDA DESDE

Deja un comentario