Predicciones sobre el periodismo en la nueva década

1
95

Hace unos días terminó la década más trascendental para la historia de la industria del periodismo y de las comunicaciones. Diez años que comenzaron con la burbuja de las punto com y terminaron con una Internet nueva y vivaz, con el poder en manos de los nuevos protagonistas: los usuarios, antaño lectores. Todo parece haber terminado mal para el periodismo, con periódicos despidiendo personal como en ningún otro momento de la historia, con los medios que supieron amenazar a la prensa escrita también en decadencia, con el surgimiento de las redes sociales como nuevo vehículo informativo y el avance estrepitoso de la tecnología móvil y sin papel. Empieza una década nueva, una era distinta. Mejor para muchísimos, peor para la industria. Más tecnología. Me animo con cinco proyecciones o predicciones para el decenio 2010-2020:

1-. El fin del papel: terminó la década con una afirmación contundente de Amazon.com, que vendió más libros digitales que impresos en esta Navidad. La existencia del papel tiene cada día que pasa menos sentido: es sucio, caro, contamina, mancha las manos, hay que distribuirlo. La tinta electrónica se está mejorando con más competencia (ya existen 10 empresas fabricantes de e-readers) y antes de que llegue un buen dispositivo ya tendremos las tablet-pcs-con-multiple-touch para leerlos, también led y demás. El futuro se parece mucho a esa escena de Minority Report (Desde minuto 1:26 en adelante especialmente). El papel existirá hasta que aparezca un soporte mejor que lo reemplace. ¿10 años? ¿20? El fin del papel es su sentencia a muerte. Cuándo sucederá es irrelevante.

2-. El fin de la opulencia: la crisis del periodismo en países desarrollados es una crisis de costos. Los medios se sostuvieron allí como mega-empresas, con mega-edificios, con mega-sueldos, mega-cantidad-de-empleados y cientos de megas más. Ya no más: la publicidad está migrando fuera del ámbito periodístico, por ejemplo, a perfiles de Facebook y hasta a cajas de pizza. La declinación del periodismo en cantidad de diarios y lectores sólo está ocurriendo en países desarrollados. En los emergentes, según datos de WAN, crece todos los años, incluso en Argentina, donde hoy se publican 185 periódicos diarios (o que salen al menos 5 veces por semana), cuando en 1998 era 112. Brasil (ya sin ley dictatorial) e India crecen fuerte, mientras que Rusia y China están apunto de explotar por incapacidad de los gobiernos de mantener las prohibiciones. En África hay una revolución del periodismo (Con la APO y A24 a la cabeza). La diferencia con los países desarrollados es que tienen una estructura de costos muy pequeña y sostenible. En La Nación de Argentina, por ejemplo, hasta hace no mucho tiempo los editores jefes tenían auto con chofer. La muerte del periodismo es la muerte de ese periodismo, el periodismo de opulencia.

Mañana van las otras tres, pero mientras tanto: vos que pensás?

Cuando era chiquito, tenía un sueño: ser periodista. Con el tiempo lo logró. Hoy escribe para medios de Argentina, Reino Unido y España. Blog del Medio es muchas cosas, pero, sobre todo, un lugar positivo, donde nada es imposible.

1 COMENTARIO

  1. La tecnología también contamina. El papel no va a morir, no me compares ojear un libro o un diario, ver su grosor, las páginas, hacer una mirada tranquila para volver sobre lo que más nos interesa, tocarlo, guardarlo. Ni hablar de los libros en la biblioteca. ¡Viva lo palpable!

Deja un comentario