Pablo Capurro: “Internet es el medio más espectacular, pero también el más impune”

3
147
El fundador de SG2 y columnista de CNN en una charla en la UCA, en Buenos Aires.
El fundador de SG2 y columnista de CNN en una charla en la UCA, en Buenos Aires.

El director de la agencia de estrategia y contenido digital SG2 y columnista de CNN en Español en temas de tecnología, Pablo Capurro, advirtió por el lado oscuro de Internet al asegurar que “es el medio más espectacular” aunque “también el más impune” en materia de reputación digital, y afirmó que “la democratización de las voces que supone Internet” va acompañada de un “jaque al negocio del periodismo” tal como lo conocemos “y al modelo publicitario tradicional”.

“La torta publicitaria antes subsidiaba la interacción entre el diario y su lector, entre el canal y el televidente; y entre un conductor de radio y su oyente, pero la revolución de las comunicaciones que se dio en los últimos cinco años ha cambiado todo”, explicó Capurro, ya que “de a poco, Internet ha permitido al anunciante ir directamente a su público y ha dejado a quien era emisor del mensaje sin ingresos”.

De esta manera, afirmó, “muchos hablan de la democratización de las voces a través de Internet, pero lo cierto es que Internet ha puesto en jaque el negocio periodístico y está afectando el modelo publicitario tradicional”. Capurro estuvo a cargo de la primera conferencia en el I Seminario de Comunicación en Internet, que realiza el Centro de Graduados del Instituto de Comunicación Social Periodismo y Publicidad (ICOS) de la Universidad Católica Argentina (UCA). Al término del encuentro conversó con The Media Management Blog.

El experto en nueva tecnologías de la comunicación dijo que “sin hacer juicios de valor sobre las bondades o virtudes de Internet, hay que decirlo: es el medio más espectacular, y también el más impune”, al hacer referencia al título de su presentación: la “reputación digital”, sobre el que actualmente se encuentra investigando.

Algunas estrofas de la conferencia de Pablo Capurro:

“Un 25% del mundo está conectado, un crecimiento de 345% en los últimos años: esto da cuenta que la interacción entre las personas ha cambiado mucho, incluso sobre el cómo se construye nuestra reputación y el de las empresas”.

“La reputación digital surge de analizar la siguiente pregunta: ¿Qué dice Internet sobre nosotros? La reputación Siglo XX estaba conformada por lo que la gente recibía directamente de uno, o a través de mis conocidos. Ahora es lo que cualquiera dice de uno en Internet, sea cierto o no”.

“Existen sitios como Facebook, Twitter, LinkedIn y demás que por su penetración nutren más la reputación digital, ya que están mejor posicionados en los buscadores. Por su puesto que los blogs importan, pero para trabajar la reputación digital es primero actuar en esos sitios”.

“Además de la reputación digital, existe una reputación de las empresas. Esta necesidad de construir una identidad digital no es entendida siempre por las compañías. Muchos ejecutivos piensan que con tener una página web han terminado la tarea. Lo cierto es que sólo un 15% del universo digital de una marca es su sitio web: el resto son las redes sociales y otros sitios”.

“Si las marcas todavía no están del todo metidas en Internet construyendo su reputación, mucho menos los medios de comunicación tradicionales. Estos no trabajan sobre su reputación digital ni siquiera en Twitter… no hay nadie en Clarín por ejemplo que esté leyendo que publican los usuarios sobre su cobertura de la ley de medios… y se sorprenderían si lo hicieran”.

“Los políticos tampoco han aprendido, citan el caso Obama pero no entienden cómo funciona: dicen ‘estoy feliz porque apareció un pirulito de tapa en Pagina 12’ y no se dan cuenta que Página/12 tira sólo 7 mil ejemplares, cuando en Twitter un comentario en una comunidad previamente armada lo pueden estar viendo medio millón de personas”.

“En un futuro, pienso yo, llegará el día en que todos seremos famosos. Todos vamos a tener la misma masa de información en Internet de la que tiene hoy un famoso”.

"La necesidad de construir una identidad digital no es entendida siempre por las compañías, muchos ejecutivos piensan que con tener una página web han terminado la tarea", dice Capurro.
"La necesidad de construir una identidad digital no es entendida siempre por las compañías, muchos ejecutivos piensan que con tener una página web han terminado la tarea", dice Capurro.

Casos de estudio:

La marca Skittles, por ejemplo, entendió exactamente qué es lo que está pasando en Internet. Su página web está construida en base a todas las otras plataformas: si uno quiere ver información se abre una Wikipedia, si uno quiere ver los fans abre Facebook, los comentarios aparecen en Twitter y demás.

Frank Eliason, de Comcast, fue otro de los que creó una buena plataforma, al crear Comcast Cares, que abrió la posibilidad a los usuarios de solucionar los problemas vía Twiter.

También hay crisis digitales y las empresas deben tener un plan especial para eso. Sucedió por ejemplo con Domino Pizza: dos empleados ponían su moco mientras las hacían y lo grabaron. El video pronto fue subido y tuvo miles de visitas. La empresa respondió con un comunicado en medios tradicionales, olvidando un detalle: ya nadie los leía. ¿Por qué fallo? porque no tenían creada una comunidad. Si lo hubieran hecho hubiesen enviado un twitt y avisaban de esa manera. La marca quedó dañada, según The New Yok Times.

El caso Twitter en si mismo es muy raro: fue la primera limitación impuesta por en Internet. Antes “todo valía en Internet”. Y tuvo muchos seguidores: la pelea entre el actor Ashton kutcher (@aplusk) y la CNN da cuenta de ello.

También está el caso de Susan Boyle, quien estaba condenada al fracaso por su apariencia, sin embargo, se convirtió en una estrella y un video de ella fue visto más de 100 millones de veces. Se estima que 1 de cada 16 internautas vieron su video.

Link corto a este post: http://wp.me/pntLy-hS

Cuando era chiquito, tenía un sueño: ser periodista. Con el tiempo lo logró. Hoy escribe para medios de Argentina, Reino Unido y España. Blog del Medio es muchas cosas, pero, sobre todo, un lugar positivo, donde nada es imposible.

3 COMENTARIOS

  1. Pablo Capurro es corrupto al igual que su familia. La empresa de su madre, vinculada a consultoria, se dedica a mover dinero de los negocios del matrimonio Kirchner. Pablo Capurro y su hermano han creado su empresa en base a prebendas de publicidad oficial de distintos organismos gubernamentales y realizan campanas para el partido de los Kirchner “Frente para la victoria”

    • Epa! ¿Cuál es concretamente tu acusación? Conocí a Pablo en 2002, mucho antes que la mayoría de las personas conocieran a los K y con poco menos de 20 años ya se encargaba de supergol.com, uno de los primeros portales informativos nacidos en la web argentina. Ahora dirige una consultora digital que tiene a muchas multinacionales serias como clientes. Su madre dirige Ibarómetro, que si bien publica sus propias encuestas y tiene a los candidatos oficialistas como clientes no son muy distintas que cualquier otra consultora de otros candidatos. Su padre también tiene una larga trayectoria en los medios. Quizá no concuerdes con ellos, pero yo puedo dar fe de que son gente muy emprendedora y en el caso de Pablo, trabajadora y buena persona.

Deja un comentario