La revolución del e-libro llegó a la Argentina

0
222
El Kindle de Amazon o el e-reader de Sony, todos ejemplos de la revolución digital
El Kindle de Amazon o el e-reader de Sony, todos ejemplos de la revolución digital

“La imprenta de Gutenberg también fue una novedad”. De esta manera, Octavio Kulesz, director de Editorial Teseo, describió el desarrollo de la edición de libros digitales en Argentina. En una charla con un grupo de periodistas, el fundador de El Zorzal charló con el blog Letras incómodas, de Patricio Erb, de Perfil.com, sobre el futuro de la industria literaria. Los dejo con el texto, que en realidad ya empezó con esta intruducción:

Director de la primera editorial “100% digital”, Kulesz repasó el desarrollo de la edición ciberespacial de libros. El fundador de Teseo puso especial énfasis en mostrar la ventajas de las nuevas tecnologías en relación al mundo literario, aunque también expresó la posibles contras de la llegada de un nuevo paradigma.

Entre algunas de las ventajas de la edición digital, Kulesz destacó el fin de los libros agotados. A su vez, el joven fundador de Teseo resaltó la existencia de nuevas tecnologías como la impresora Expresso Machine (ver en The Media Management Blog), mediante la cual se puede imprimir, uno a uno, títulos catalogados que no formen partes de las listas de best-sellers.

“En el caso de Teseo es una editorial nativa digital, no usamos stock y nuestro centro de operaciones es la web. Hacemos alianzas con universidades que producen contenido académico, lo editamos, lo publicamos y si imprimen donde el editor prefiera”, explicó Kulesz, quien agregó que es “otro modelo”, “no tenés gastos fijos” ni “un stock inmovilizado”.

Sin embargo, Kulesz admitió que todavía existen “desventajas” en este nuevo fenómeno. En ese sentido, el editor señaló que un virus puede destruir toda una “biblioteca”. “El uso de electricidad, la fragilidad de los soportes o la piratería” son algunas de las contras que aún deben combatirse para lograr, de acuerdo a su perspectiva, una edición digital óptima. .

Kulesz explicó además que la “piratería” también será un problema, puesto que, pese a que exista protección en la descarga de libros, los archivos “no serán imposibles de crackear”. Así, la industria editorial digital deberá sortear distintos inconvenientes tales como la ausencia de una legislación desarrollada al respecto.

La experiencia de Teseo. En la actualidad la editorial a cargo Kulesz edita alrededor de diez títulos por mes. “Eso es posible gracias a que no tenemos estructura analógica, todo es red (…) Si no tengo volumen en un mes, no pasa nada, porque no tengo estructura que sostener”, señaló el director de Teseo.

Kulesz relató que la inversión es simplemente para “el cuidado editorial, la selección, la corrección, el diseño y subirlo a la plataforma”. Al respecto, agregó que “en vez de vender muchas copias de pocos títulos (es al revés), vendemos poquitas copias de muchos títulos. Armamos una llovizna de ventas que se ve en los informes mensuales”.

Choque de paradigmas. Aunque está convencido de que la era digital dejará en el camino a la edición tradicional, Kulesz señaló que ambos paradigmas “convivirán un tiempo”. El elegido presidente del International Young Publisher of the Year Network (red global que nuclea a decenas de editores) habló de las “resistencias”.

Para Kulesz, las librerías “físicas” (las más perjudicadas ante este nuevo paradigma) junto a los editores tradicionales son lo que oponen más resistencia a la era digital. Ambos observan a las nuevas tecnologías una “amenaza”, señaló el director de Teseo, quien auguró que las editoriales grandes “no van a poder reconvertirse”.

Finalmente, para cierta tranquilidad de los integrantes del mundo editorial, Kulesz aseguró que “la cadena industrial del libro se va a mantener”. Pese a la creación de programas de auto-edición, para que un libro llegue a las estanterías (virtuales o no) continuará siendo necesaria (para la confianza del lector) la crucial figura del editor.

Link corto a este post: http://wp.me/pntLy-fZ

Cuando era chiquito, tenía un sueño: ser periodista. Con el tiempo lo logró. Hoy escribe para medios de Argentina, Reino Unido y España. Blog del Medio es muchas cosas, pero, sobre todo, un lugar positivo, donde nada es imposible.

¡Sé el primero en comentar!

Deja un comentario