La guerra recién está empezando. The Guardian acusó a dos medios propiedad de News Corp, de Rupert Murdoch, de espiar a famosos a través de pinchaduras de teléfono, y ya generó escándalo. En rigor, Guardian divulgó que News Corp habría pagado hasta 1 millón de libras a famosos para evitar que estos los denuncien, al descubrir que sus teléfonos y correos estaban siendo vistos por periodistas. El escándalo ahora es seguido minuto a minuto.

Tal vez la noticia no hubiera sido tan impactante si detrás de la primicia no hubiese estado Nick Davies, periodista estrella en Guardian y autor del libro Flat Earth News, que habla de la falsedad y las distorsiones en la que caen los medios británicos. En concreto, la nota dice que “los diarios de News Group en Inglaterra habrían pagado más de un millón seiscientos mil dólares para acallar a famosos de la política, el espectáculo y el deporte a los que les habrían pinchado los teléfonos para obtener así información ilegal”. Pero no cita sus fuentes.

Davies dice que los “hackeados” descubrieron el espionaje y los diarios habrían ofrecido dinero a cambio del silencio de los afectados. “Esos pagos fueron para acallar específicamente a tres personas concretas, que prefieren no divulgar sus nombres ahora”, dice el texto. Ellos iban a difundir pruebas que mostraban que los periodistas de Murdoch recurrieron a investigadores privados para hackear los mensajes de celular de numerosos figuras públicas de modo de tener acceso a datos personales confidenciales, como recibos impositivos, archivos de seguridad social, cuentas bancarias y facturas telefónicas detalladas.

“Las víctimas habrían sido ministros, parlamentarios, actores, estrellas del deporte y destacados políticos”, asegura The Guardian, que sugiere que todas las “pruebas reprimidas” podrían preparar el terreno para que haya “cientos de acciones legales adicionales” por parte de víctimas de News Group, la compañía de Murdoch que publica News of the World y Sun (y The Times, aunque este no está siendo investigado) además de llevar a investigaciones policiales de los periodistas involucrados y de los editores responsables.

Tal revuelo armó que todos pararon la oreja, lectores y no lectores, ya que la denuncia implicaría al director de Comunicaciones del líder del partido conservador opositor David Cameron (Andy Coulson), quien se desempeñaba como subeditor y editor luego de News of the World cuando -según las pruebas a las que dijo acceder The Guardian- los periodistas de los que él era responsable se embarcaron en cientos de acciones aparentemente ilegales.

Una guerra que complicaría a todos.
“También es un problema para los ejecutivos de Murdoch, quienes, aunque sea de buena fe, engañaron a un comité parlamentario, a la Comisión de Quejas de la Prensa y a la ciudadanía”, dice el texto. La policía metropolitana de Londres (conocida como Met) es otro de los actores que podría verse perjudicado, “pues no alertó a todos aquellos cuyos celulares fueron tomados como blanco”. Además, el Servicio de Acusaciones de la Corona tampoco actuó como correspondía, ya que no presentó todos los cargos debidos contra el personal de News Group. Por último, la Comisión de Quejas de la Prensa recibiría un fuerte impacto, pues asegura haber realizado una investigación sobre esta cuestión. Pero la pesquisa resultó vaga y no mostró ninguna prueba de actividad ilícita.

Más sobre el tema en The Guardian:

Commons inquiry strikes close to heart of Rupert Murdoch empire

News of the World phone hacking: what the papers and blogs are saying

News International: Scandal met with silence | Editorial

News of the World phone hacking: CPS to undertake urgent review of evidence

Compartir
Cuando era chiquito, tenía un sueño: ser periodista. Con el tiempo lo logró. Hoy escribe para medios de Argentina, Reino Unido y España. Blog del Medio es muchas cosas, pero, sobre todo, un lugar positivo, donde nada es imposible.

¡Sé el primero en comentar!

Deja un comentario