Cómo convertir un director en un líder (Paso 1)

0
83

Si los directores y gerentes gestionan empresas, y éstas se definen por ser -en principio- “un grupo de personas”, el departamento de recursos humanos debería al menos existir en una compañía periodística o realizar una labor más amplia que ser los derivadores de sueldos y licencias. Tanto los directores periodísticos como los ejecutivos deberían saber quienes trabajan para ellos, pero en los medios de Argentina y de algunos países de América Latina –al menos los que conozco de cerca- ni siquiera los empleados son los que conocen a los máximos gestores de donde trabajan. Es más, yo mismo debí abrir el diario para ver quien era el gerente financiero del medio en donde trabajo.

Tengo experiencias diferentes de los cinco medios en donde trabajé –todos impresos salvo un canal de televisión- y mi máxima acerca del vínculo director-empleado es la siguiente: los directores de los medios más chicos son los que tienen una relación más estrecha con sus “recursos”. Al menos en esos medios, a medida que son más grandes, el director pierde liderazgo. Puedo decir entonces –y suena paradójico- que los que más saben dirigir, son los que tienen a su cargo menos personas.

Si el liderazgo es un valor esencial del management empresarial, mucho más lo es en un medio periodístico, donde entran en juego valores clave como ideología, agendas, visión de la audiencia. Conceptos que surgen de la cabeza y si no bajan correctamente pueden ser fatales para la empresa. El paso más importante para un director/líder es conocer a quienes lidera. Y eso, al menos según mi experiencia, no sucede.

Muchas veces el director de un medio pequeño tiene más liderazgo que el de uno grande, simplemente porque conoce de cerca a quienes conduce

Mi primera recomendación, entonces, más que hablar de otros asuntos por el momento, es que los directores bajen de los pisos superiores y comiencen a darse a conocer. Recién después podemos hablar de cómo mejorar el liderazgo. Existen muchas formas de darse a conocer, las más clásicas: cartelera y mensajes del director en house-organs. Se me ocurren algunas más:

– Participación del director en reuniones de sumario.

– Informes periódicos a los empleados y editores sobre “El estado de la unión”.

– Presencia de uno u dos periodistas en forma alternada en reuniones de tapa y de sumario general.

– Participación del director en las entrevistas previas al ingreso de un periodista/fotógrafo/etc.

– Etc. Etc. Etc. (Tengo otras siete sobre las que hablaré más adelante en forma detallada).

Cuando era chiquito, tenía un sueño: ser periodista. Con el tiempo lo logró. Hoy escribe para medios de Argentina, Reino Unido y España. Blog del Medio es muchas cosas, pero, sobre todo, un lugar positivo, donde nada es imposible.

¡Sé el primero en comentar!

Deja un comentario